jueves, 17 de diciembre de 2015

Diez cosas por las que la tercera temporada de The Leftovers es imprescindible.

Lindelof es Dios. Después de ser uno de los cocreadores, productores y guionistas de Lost, no se le ocurre otra cosa que crear The Leftovers.
Esta serie no ha sido nominada a Los Globos de Oro.
 Los abdominales de Justin Theroux.
 Justin ha sido capaz de devolverle la sonrisa a nuestra querida Rachel de Friends.

 Aparece la hija de Andie MacDowell, Margaret Qualley,    todavía más guapa que su madre.
 La banda sonora de Max Richter es soberbia.
Nadie se podía imaginar que Liv Tyler pudiera llegar a ser tan mala.

Ann Dowd sabe decir las cosas claras.
El pastor Matt Jamison debería ser Presidente.
La fotografía es pura poesía.

1 comentario :

ZEPETIT dijo...

Al principio no me engancho pero su rareza me ha hecho ver un capitulo tras otro.

Zepequeña.