lunes, 2 de marzo de 2015

Del Pozo. Una historia de éxito.

del pozo ss 2015

¿Qué lleva a una marca nacional como Del Pozo a conseguir reconocimiento y éxito internacional? Además de las maravillosas manos del coutier  Josep Font, un hombre que elabora prendas con siluetas exageradas, aparentemente sencillas a la vista, pero que llevan una intrincada arquitectura interior, los  bordados se cuidan al extremo  con el inestimable trabajo de Elisa Viera de la escuela francesa Lesage, atelier de bordados que abastece entre otras casas a Chanel.

LUX_4623ss del pozo

La obsesión por la calidad tiene una explicación, es obvio  que la mano de Font persigue lo impecable, pero también la firma tiene un target muy definido, busca hacerse un hueco en el campo de la llamada demi couture , el que está a medio camino entre la Alta Costura y el pret a porter,  su clientela  goza de buena posición económica, con un criterio más definido buscando piezas especiales que se salgan de la tónica. 

LUX_4612ss 2015

La estrategia comercial de Del Pozo se debe a la destreza de Pedro Trolez, Presidente del grupo Perfumes y Diseño, comprador de la firma. Trolez convenció a Indre Rockefeller,  ejecutiva de moda americana, bien conocida en  los círculos neoyorquinos, para trabajar con ellos. Desde ahí se han sucedido los éxitos, portada de In Style con SJP, sus prendas se venden en Open Ceremony, Galerias Lafayette, han paseado por la alfombra de los Emmy, han abierto tienda en Miami. Del Pozo nunca habría imaginado lo lejos que ha llegado su apellido.